1237962_663162433695601_1187213682_n

Entrevista a: Eva Villazala, directora de lamono/zurdas

Hace casi 10 años Eva Villazala, quien era admiradora de las revistas gratuitas, quiso realizar su propio proyecto editorial. Hoy,  ese sueño hecho realidad llamado lamono, cuenta con una trayectoria importante dentro y fuera de España, siendo una de las revistas de distribución gratuita más importantes y esperadas por sus lectores. Su directora, nos detalla todo acerca esta maravillosa revista, referente del arte y la cultura urbana.

 

Eva Villazala, se sienta en la mesa con una amplia sonrisa en su rostro y un carácter sereno. Siendo muy joven, comenzó un proyecto junto a su socio, que lleva casi una decada en la calle y que tiene miles de seguidores; lamono, una revista que se ha caracterizado por apoyar desde sus inicios, a artistas, deportistas y diseñadores.

Imágenes de Eva pocas, pero publicaciones muchas, ya que lamono, ha salido recientemente de tierras españolas para darse a conocer fuera en Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, además de venir con un nuevo formato.

 

¿Cómo comenzó el proyecto?

Yo siempre había querido hacer mi propia revista. Hace 10 años había un boom de revistas gratuitas aquí en Barcelona, con contenido de mucha calidad, que en muchos casos, comparadas con las revistas de kiosco, había una calidad mucho mayor. Y era lo que quería. Comencé a trabajar en una empresa e hice todo un proyecto acerca de lamono, entonces ellos me dijeron, bueno pues el proyecto nos gusta, pero nosotros de editoriales, es que no tenemos ni idea, si la quieres desarrollar, pues tienes que hacer todo tu, te apoyamos, estaremos detrás, pero el proyecto lo desarrollas tu. Ellos me apoyaron en ese inicio y a partir de allí salió todo.

 

¿Siguen estando detrás?

Ahora mismo no, pero en ese momento fue como cuando eres un artista y recibes el apoyo de un mecenas. Siempre lo tenía tan en mi cabeza que lo quería hacer, que pienso que se configuran las cosas. Cuando lo quieres con todo tu corazón, puede ser más fácil o más difícil, pero al final el universo como que se confabula para que las cosas pasen. Siempre hay un componente así como de magia, que hace que todas las cosas vayan fluyendo.

 

Lamono tiene un contenido alternativo, de deportes y arte ¿De dónde nace este planteamiento? ¿Es tu estilo de vida?

Lamono sigue nuestra trayectoria de vida, evoluciona con nosotros y yo creo que nosotros evolucionamos con ella, no lo se muy bien, quien evoluciona aquí de los dos… Eso se tiene que acabar de definir… Pero ha seguido esta trayectoria porque ha estado muy enfocada en el arte, la fotografía y deportes que también están muy en relación a la creatividad y la expresión. Casi todos los deportistas de skateboarding o surf, se dedican también a la música, la fotografía, al arte. Siempre que hacemos entrevistas le preguntamos ¿por qué creéis que estáis tan ligados al arte? Y nos contestan que es un deporte que a medida que tengas que ir deslizándote, superando obstáculos sobre la marcha, inventando, como que también es mucho de superación, intentando trucos que a lo mejor no te salían, al final hacen que todo eso se relacione mucho con la creatividad. Con lamono lo que recogemos no es tanto lo que es truco en sí, la parte más estricta del deporte, que a veces también en la web está, pero lo que se recoge más en la revista en papel, es la vertiente artística de todos ellos, tienen una línea e imagen muy característica que nos gusta mucho.

 

¿Cómo ha evolucionado la revista? Antes tenías un formato más pequeño, ahora es más grande…

La hemos sacado fuera de España, el número anterior fue el primero y con el cambio de revista pequeña a grande, también hemos introducido el inglés, está en dos idiomas y este cambio nos ha dado mucha vida, a todo el equipo la verdad.

 

¿Por qué se plantearon estos cambios?

Después de casi 10 años con el mismo formato, aunque ha ido evolucionando el diseño y el contenido; antes estaba muy enfocada en street art por ejemplo y ahora hacemos street art e ilustración, estábamos quizá un poco en la dinámica de que es fácil diseñarla. Es como ponerte otro reto, cambias el formato, diseño, concepto, vuelves a meterte en el mundo editorial otra vez, los cierres de nervios, las pruebas de imprenta, esta foto más grande o más pequeña, todo eso nos apetecía mucho.

 

¿Cómo te enfrentas a la disyuntiva papel vs digital?

Yo creo que con menos periodicidad, igual no hace falta, depende del contenido también, si es un contenido más inmediato, pues está más cerca en la web, al final también la inmediatez es el carácter de la web. Pero un contenido más de lujo, más de disfrute, diseño, tanto con el interior como con el packaging, yo creo que ese gusto no se va a perder del papel, eso va más con el papel, la librería, con ideas creativas. Yo creo que en el fondo, no es que estemos hablando de una revolución online vs analógico, sino que como en todo cambio, cada cosa se va adaptando y quedando en su lugar. Pues ahora mismo está muy de moda lo analógico, las fotos, el carrete y demás, esto es porque, por mucho que haya aparecido el boom digital, cada uno tiene sus características y las dos están bien, para según que momento. Conviven seguro, de hecho nosotros al cambiar el formato, fue uno de los planteamientos que hicimos, pues también nos parecía, si la mayoría de la gente está apostando por lo digital, digamos que lo que es impreso lo dejan más perdido, pero nosotros dijimos que no, vamos a hacerlo al revés, vamos a darle un empujón a lo impreso, porque creemos que es un valor añadido, además también lo ven cuando tienen en sus manos un producto bonito, se les enciende la mirada.

 

¿Cuál ha sido el mayor reto que has tenido con la revista?

Es un poco la conjunción, si, de ponerte en el chip de mantener un grupo de personas, hacer que estén contentos, que bueno, según las circunstancias no todo va a ser como se quiere, tienes que lidiar con eso. Los lapsos de tiempos que se puedan conjugar bien, la creatividad también, porque después de tanto tiempo, hay momentos que estás más creativo o menos creativo, también estar siempre en la corriente, tienes que ir incentivando en la medida que puedes. Y las horas, pasar horas y horas de trabajo, así que este año me dije no, voy a pasar menos horas de trabajo y más horas dedicadas a mi vida personal, que es la que más se ha resentido un poco, por estar trabajando sin parar y no dedicarle tiempo.

 

¿A qué otras actividades te dedicas además de lamono?

Intento hacer surf, estoy empezando…Me gusta la fotografía, siempre ha sido la asignatura pendiente, me hubiese encantado ser fotógrafa, es algo que lo tengo ahí.

 

¿Haces fotos?

Si que hago fotos, pero no digo que soy fotógrafa. Me encanta, voy con la réflex, hago un analógico y bueno es como que lo intento. Y después dedicarle tiempo a mi familia y amigos. Mi hermana y mi sobrino con los que hago un montón de actividades siempre. Cada vez que puedo intento escaparme a Berlín, viajecitos de fin de semana que te llenan de aire y energía.

 

¿Crees qué te ha afectado la crisis en el sector en el que te mueves?

Yo creo que no nos ha afectado directamente porque siempre la hemos esquivado a base de creatividad, yo siempre digo que lamono pasó de ser un proyecto que era más revista, a ser una marca entera, porque al final hacemos revista, web, desarrollamos ideas para marcas y hacemos desde la comunicación a producir un evento, la publicidad, funcionamos como agencia creativa y por eso no lo notamos tanto, porque hemos diversificado, sentándonos con marcas y en función de sus necesidades en esa temporada, pensar ideas varias. Es lo que dicen siempre, a crisis, creatividad e inventar cosas nuevas.

 

¿Hacia dónde va lamono en un futuro próximo?

La verdad es que comienzo este nuevo período escolar con la cabeza llena de proyectos. A mi me gustaría enfocarlo mucho más en audiovisual, ya lo hemos hecho, pero profundizar más. A nivel impreso hacer más ediciones especiales, en lugar de hacerlo bimensual, hacerlo más especial, ir cambiando el formato, packaging y sorpresas.

 

¿A qué mujer admira Eva?

A Lolo Rico, creadora de La Bola de Cristal, en un principio cuando estábamos haciendo la maqueta de lamono ella venía a Barcelona y dije, pues aprovecho, la entrevisto y aunque todavía no sabía muy bien cuando iba a salir revista la entrevisté. Creo que al final ni la publicamos porque después tardo como cinco meses más, fue una conversación súper interesante y yo iba con un libro que ella estaba presentando, me firmó y decía: Sola no puedes, con amigos si.

×

Comments are closed.