Entrevista a: Mercedes Wullich/zurdas

El pasado lunes 21 de Octubre se celebró en Madrid Las Top 100, un evento impulsado por Mujeres & Cia en el que se reúnen las mujeres más importantes de España en ámbitos como la cultura, la investigación, el deporte, la empresa, el emprendimiento y más. Mercedes Wullich su directora, nos cuenta cómo lleva año a año tan importante misión de realzar los perfiles femeninos en una sociedad que está mayormente liderada por los hombres.

 

Wullich ha sido siempre una mujer muy emprendedora, en su país natal Argentina, fundó diversos medios de comunicación; entre ellos, una revista dedicada a la mujer llamada Victoria y la radio Señal Económica, ambos, en la ciudad de Pinamar. Antes, había puesto en marcha Piedra Libre, un periódico turístico de distribución gratuita y la radio Playa Verde, ambos, en la ciudad de Pinamar. En el 2000 llega a España y comienza junto con su esposo Rodolfo el proyecto Mujeres y Cia, con la intención de poner la lupa a todo lo que hicieran las mujeres. También es una mujer de familia, ella y Rodolfo tienen cinco hijos y tres nietos de quienes se sienten muy orgullosos de haber sacado adelante.

Quisimos conocer un poco más sobre su historia emprendedora y su empuje para poner en marcha proyectos que realzan el valor de la mujer en diferentes ámbitos de la sociedad.

 

¿Cómo nace la idea de crear un medio especialmente dirigido a las mujeres?

Es una manera de compensar lo que sucede con la prensa normalmente, en la prensa todavía siguen siendo protagonistas los hombres; los gurúes son varones, los expertos son varones, cuando hay crisis llaman a los varones y creo que esto debería ya tener una vuelta de tuerca totalmente diferente, y ese es el espíritu de Mujeres & Cia, poner la lupa permanentemente buscando el talento femenino, mujeres que destacan en diferentes ámbitos que muchísimas veces no son visibles.

 

¿Por qué un TOP 100?

Hay muchos rankings, pero en ellos, las caras femeninas son un porcentaje infimo, muy menor, entonces cambiando ideas con uno de mis hijos, comenzamos a darle forma al ranking de Las Top 100, con diez categorías diferentes que han ido perfeccionándose sobre la marcha, con la idea de que no fueran solo directivas o empresarias las que destaquen, sino también mujeres en ámbito del ocio, cultura, deporte, académicas e investigadoras.

 

Al ser un TOP 100 hay un abanico bastante amplio en comparación a rankings que podrían ser más reducidos…

No hacemos nada con menos porque no es suficiente. Este año hemos tenido cuatro encuentros en el que han sido invitadas Las top 100 para debatir temas en términos de salud, educación, empleo, emprendimiento, bienestar, etc., y una de las que ha sido TOP 100 el año pasado, Regina Revilla, nos dijo que otro año más no repetía, que luego de tres años deberíamos entrar en otra categoría para dejar lugar a las que vienen detrás de nosotras. Me pareció una idea espectacular, entonces este año, las que han salido durante tres años, pasan a ser honorarias, por lo cual hay 37 mujeres que pasan a formar un órgano permanente de consulta y tendrán un status diferente.

 

¿Qué nos puedes contar de ésta tercera edición que recientemente se celebró en Madrid?

Este año nos dio mucha satisfacción, hicimos hincapié en el jurado, hay casi 50 personas, hombres y mujeres que lo conforman, intentamos que sean de diferentes sectores, sexo, orientación política y más, para que esté bien representado. Cada año, lo vamos cambiando en un 50% para no repetir. Siempre pedimos que vean bien los perfiles, porque muchas veces sabemos que hay caras que tienen más visibilidad, pero están apareciendo nuevas caras que tienen un valor enorme por su trayectoria, de manera que están haciendo muy bien su trabajo.

 

¿Qué novedades traerá la cuarta edición?

Queremos profundizar en los encuentros que hemos venido haciendo, que dan paso a la elaboración de un dossier que se llama: Lo que piensan las mujeres y vamos a invitar algunas candidatas que nos pueden aportar muchísimo valor, que aunque no hayan llegado a ser finalistas, queremos que esas opiniones trasciendan y se incorporen de una manera más natural a lo que la sociedad necesita, cambiar la manera de hacer las cosas, encontrar nuevas respuestas a temas que son importantes y que no pueden seguir resolviéndolo solamente los hombres, que siguen siendo mayoría en los puestos de decisión y esto es lo que queremos cambiar. Y llegar más a las empresas, que sean conscientes de que la empresa es un reflejo de la sociedad, de que pueden influir mucho en cambiar ese status, que las mujeres tengan posibilidades de llegar al lugar donde se deciden las cosas.

 

¿Cómo ve Mercedes la situación de la mujer en España en términos generales?

Creo que hay dos vías por las que trabajar, por un lado la institucional, política y empresarial, para que las mujeres puedan llegar a donde quieren llegar. Hay otra vía que tiene que ver con las mismas mujeres, con la cultura e historia. Me ha pasado con el ranking, informar a las mujeres que están en un ranking, que han sido elegidas y me digan: ¿pero quién me votó? como si no se lo creyeran.  A nivel periodístico esto me ha pasado también, estar en algún lugar, querer hacer una entrevista, y en los hombres es fenomenal, me dicen enseguida cuando quedamos, pero en las mujeres, no todas afortunadamente, pero un gran porcentaje me pregunta ¿a mi porque? Y eso hay que cambiarlo, es necesario. Por otro lado las mujeres son todavía hoy las que están en posición de transmitir una cultura diferente, como madres y como docentes, porque la docencia sigue siendo mayoritariamente femenina, creo que debería haber una mayor conciencia y una mayor determinación. El poder sirve para hacer, no hay que tenerle miedo al poder. Tenemos que asumirlo y saber que es una herramienta para conseguir lo que queremos.

 

Algo parecido se discutía en una ponencia previa al TEDx Barcelona Woman, decían que algunas mujeres sienten temor de hablar en público a diferencia de los hombres…

Yo creo que tenemos que entender que hay herramientas que son fundamentales y entre ellas está la visibilidad y hablar en público. Controlar redes sociales y todo lo que ayude a ampliar nuestras voces es importante, tenemos que dedicar una parte de nuestro tiempo a eso, es muy femenino estar al servicio de los demás y poco a nuestro servicio. Tenemos que tener nuestro espacio, que no esté invadido por lo doméstico, y dedicar tiempo y esfuerzo a desarrollar nuestro proyecto.

 

¿De donde te viene este sentido de responsabilidad por la mujer?

Yo he tenido imágenes de mujeres muy fuertes en mi familia, mi abuela y mi tia abuela las dos las conocí viudas y eran mujeres de armas tomar, independientes y con muchísimo carácter. No tuve de cerca a mujeres amas de casa, mi madre también trabajó siempre codo a codo con mi padre y no tuve una imagen de mujer que superar, el nucleo ya estaba y lo que hice fue reforzar eso. Y otra cosa que es fundamental es el compañero de mi vida, Rodolfo, que conocí con 17 años estudiando periodismo y siempre fue el principal impulsor de todo lo que siempre quise llevar adelante. Es importante tener a alguien que entienda que el proyecto de cada cual es un proyecto realmente importante.

 

¿Cuales son los próximos proyectos de Mercedes?

Me da mucha satisfacción poder transmitir lo que yo viví y mi experiencia para acortar los plazos de las mujeres. Si yo hoy puedo, a una chica de veinte o treinte años, ayudarle a definir su vida y sus objetivos antes, yo creo que estoy haciendo una labor que me da satisfacción y que la gente valora y agradece. Eso es algo en lo que me gustaría profundizar, como ponente, porque cuando suelo dar charlas o talleres, me doy cuenta que es inspirador, la gente toma conciencia, que es lo que yo quiero. Hay que tomar conciencia de que las cosas hay que hacerlas ya, me da mucha rabia cuando escucho cosas como: ¿De qué se quejan las mujeres si hace años no estaban y ahora si? ¿qué urgencia tienen? Pues toda la urgencia, porque el pedazo que vida que nos ha tocado es ahora, así que cuanto antes se den cuenta de que necesitan determinadas cosas y tienen que definir ciertos objetivos para llegar antes al destino, a sus sueños, a mi me parece importante y me gusta.

 

¿A que mujeres admiras?

En España tengo muchísima admiración por tres mujeres que son la filósofa Amelia Varcárcel, la sociologa Mariángeles Durán y también la empresaria Ana Maria Llopis. Es un placer cada vez que las escucho. Son tres perfiles de mujeres españolas que me encantan. También Michelle Bachelet y Fran lebowitz.

 

 

 

Breves de Mercedes…

Libros: En mi adolescencia me marcó mucho Hermann Hesse. Luego en mi etapa más de escritora han aparecido muchas mujeres que he leído y me gustan como Carson Mc Cullers, o la ahora premio nobel Alice Munro.

Asignatura pendiente: Escribir no ficción, tener tiempo para escribir.

Cine: El cielo sobre Berlín, dirigida por Win Wenders, El Sacrificio de Andrei Tarkovsky y ¿Soy Linda? De Doris Dörrie. También El gusto de los otros de Agnes Jaoi.

Musica: Serrat, Caetano Veloso, Mercedes Sosa…

Teatro: El coronel no tiene quien le escriba, la vi en Buenos Aires hace como diez años, por el grupo venezolano Rajatabla, estupenda. Y aquí, en el Teatro español una puesta de Incendies, de Wajdi Mouawad que me dejó sin habla.

×

Comments are closed.