“Toda mi intención estaba en que la cosa funcionara” Sonia Pulido, entrevista por Gema Terol/zurdas

 

Atrás quedaron los tiempos en los que la ilustración era solo cosa de publicaciones infantiles, los dibujos han traspasado la frontera de los cuentos para niños para comenzar un universo en el que la figura de el ilustrador es cada vez más necesario a la hora de comunicar.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona en la especialidad de grabado y estampación, Sonia Pulido pasó de ilustrar fanzines, a llenar las páginas de grandes publicaciones como El País Semanal, RockdeLux o Cinemanía. Su trabajo ha aparecido en cabeceras de gran renombre como The New York Times o The Wall Street Journal, pero también acompañan historias para adultos como en Duelo de caracoles, Caza de conejos o El arte de la imperfección en la cocina.

Nacida en los 70, Sonia con su móvil Nokia no conoce el filtro valencia, y a pesar de ello, nos cuenta los entresijos de cómo ganarse la vida entre lápices de colores.

Por Gema Terol

sonia-pulido(1)

Sonia-noemi Sonia Pulido ilustrada por Noemí Villamusa

 

¿Cómo surgió la necesidad de dibujar en un plano más profesional? ¿Siempre te has dedicado a este oficio en exclusiva?

Creo que has de ser muy proactivo e intentar que se te vea, moverte, estar ahí. Casi al acabar la carrera comenzaron a llegar los primeros encargos y también las exposiciones, tanto individuales como colectivas.

Soy muy testaruda, así que toda mi intención estaba en que la cosa funcionara. En esos momentos no tenía una carga familiar, únicamente cuidaba de mí, así que me permitía vivir en esa incertidumbre laboral.

Hace un tiempo surgió la oportunidad de colaborar como docente en cursos de postgrado y algún ciclo superior relacionados con la ilustración, es una experiencia muy enriquecedora. Me gusta lo intenso de estas incursiones docentes, muy breves en el tiempo pero con alumnos que te piden mucho, que tienen muchas ganas. Te pone las pilas y has de estar muy atento a lo que pasa fuera de tu mesa.

 

Hay mucho talento allí fuera, háblanos de tus referentes…

Mis ilustradores favoritos son muchos y muy variados, de infantil y mundo adulto. Ahora con la posibilidad de conocer el trabajo de tanta gente a través de Internet, crecen por momentos. Unos cuantos: Winsor McCay, Ivan Bilibin, Rutu Modan, Guido Crepax, Max, Riikka Sormunen, Anke Feuchtenberger, Beatrice Alemagna, Carson Ellis, Pierre Mornet, Luci Gutiérrez, Pep Montserrat, Riki Blanco y un largo etc.

 

¿Qué influencias podemos ver reflejadas en tu trabajo?

Las influencias son de lo más variadas, es como un poupourrí en continuo movimiento. Pueden ir desde los anuncios de revistas de prensa de los años cuarenta, cincuenta, sesenta… a pintores como El Aduanero, Patinir, Bruegel, Vermeer o Pat Andrea. Las ilustraciones de botánica, animales, la mitología o los carteles constructivistas también.

tumblr_nhs1k13yBk1sh35qpo1_1280

tumblr_nhs0rkrLej1sh35qpo1_1280

 

La inspiración llega…

Uf… El detonante puede ser cualquier cosa, una imagen vista, un fragmento de un libro que esté leyendo. Hace un tiempo descubrí que soy fundamentalmente una ilustradora de encargo, y eso fue muy liberador. Así, lo que me incita a sentarme a ilustrar es un encargo motivador y que suponga un reto.

 

¿Cómo es tu proceso creativo?

Leer, releer, comprender, hacer un primer boceto o aproximación gráfica a la idea, buscar el hilo conceptual si es una secuencia de imágenes, después trabajar toda la parte de documentación gráfica, abordar los bocetos definitivos y después ya, los finales.

La parte más densa es la búsqueda de documentación, es la que me lleva la mayor parte del tiempo. Documentación que puedo buscar fuera o que puedo realizar yo, mediante fotografías. Encontrar el “tono” de las imágenes a realizar, también es un paso más a franquear.

 

¿Eres de las que puede dibujar en cualquier lugar o necesitas una serie de condiciones para concentrarte?

Imposible dibujar fuera de mi mesa. Trabajo en mi estudio y cuando he tenido que llevarme material para dibujar en otro sitio, por tener que cumplir un encargo estando fuera de casa, ha sido un suplicio.

 

Has dibujado para publicaciones de gran nombre como The New York Times o El País Semanal, ¿en qué publicación te hría ilusión ver uno de tus dibujos?

Pues no me lo planteo. Desde que se abrió la posibilidad de publicar en EEUU por tener una agencia allí, tengo mucha curiosidad por ver qué va a pasar. Así que lo que venga me parece bien. Hay cabeceras que me parecen muy interesantes y sería genial poder colaborar con ellas, pero prefiero dejar que me sorprendan, como uno de mis últimos encargos, la revista AD France, cabecera de la que soy seguidora desde hace tiempo y os podéis imaginar, cuando llegó el encargo, me hizo muy feliz.

Imagen_AD_France_MagazineIlustración de: AD France

 

Has colaborado en varias obras como: El arte de la imperfección en la cocina o Caza de conejos, ¿qué otros libros recomendarías a los lectores de Zurda Magazine?

Un libro que publicó La caja de cerillos ediciones (México): Un samurái ve el amanecer desde Acapulco. Es lo más alejado a mí que os podáis imaginar, pero fue un reto a muchos niveles en el que crecí como ilustradora, y estoy satisfecha con el resultado.

También me hace especial ilusión haber participado en la antología Enjambre, una recopilación de historietas de diferentes autoras que resulta un libro súper interesante. Y bueno, Viñetas de Vida, publicado por Astiberri, a raíz de un encargo de Oxfam Intermón. Creo que es el proyecto más importante en mi carrera, tanto a nivel personal como profesional.

Imagen_Samurai_Acapulco

Ilustración de: Un samurái ve el amanecer desde Acapulco

 

Todo se reduce a dos segundos de atención y un like

¿Cómo crees que están afectando las redes sociales a los artistas gráficos como tú? ¿Tienes pensado dejarte ver por Instagram?

De momento el tema Instagram es complicado, tengo un Nokia y ninguna intención de cambiarlo. Las redes sociales son una maravilla por todo lo que posibilitan, esa cantidad de gente a la que puedes llegar. Pero también tienen su lado oscuro, la velocidad a la que se tiene que procesar tanta información, todo se reduce a dos segundos de atención y un like.

Quizá la profundidad se resiente, es decir, la reflexión, el proceso. Por ejemplo, un tutorial de Youtube no te va a convertir en un profesional en una determinada materia. No sé, estoy muy a favor así a priori, pero también me asusta la velocidad. Soy más bien slow.

 

¿Qué tipo de blogs, libros, revistas sueles cotillear para ello?

Un montón. Me subscribo a cantidad de blogs y después la mayoría de las veces no tengo tiempo de leer muchos artículos que me interesan. El tiempo es limitado y hay muchos intereses a desarrollar: blogs de ilustración, tendencias, decoración, arte, etc. Y me encanta saltar de acá para allá en Pinterest, es genial.

 

¿Trabajas con música? ¿Qué suena en tu estudio?

Casi siempre suena música, de lo más variada además. Me gusta mucho Tindersticks y su cantante Stuart A. Staples. También grupos como Beirut, Los planetas, Wilco, The Detroit Cobras, The National, Mishima. Cantantes como Johnny Cash, Cat Power, Fiona Apple, PJ Harvey, Nick Cave, Nina Simone y Peggy Lee. Compositores como Arvo Pärt, Pergolesi, Bach. Música muy variada, la verdad. Depende del día.

 

Y para terminar, ¿qué hay de verdad en eso que dicen de “convierte tu pasión en tu profesión y no tendrás que trabajar nunca”?

Pues tengo la sensación que estoy trabajando siempre, más aún desde que tengo una hija y trabajo entre sus huecos. Además hay tantos frentes que me interesan, que me enredo en mil historias, como la última, la de la cerámica ilustrada. Nuevos caminos que aparecen, ¡y gracias por ellos!

Objetos_de_uso_10B_1024x1024

10931065_1026583160704196_7546339289117722447_n

12189762_1127470737282104_2650526340808824534_n

 

×

Comments are closed.