Con la navidad a la vuelta de la esquina, queremos aprovechar este tiempo para mostrar algunas de las marcas "made in Barcelona" a cargo de emprendedoras creativas. Hoy le toca el turno a Valentina Falchi, quien con sus joyas y accesorios, ofrece exclusividad y diseño en piezas que son ideales para regalar en navidad.

Valentina Falchi estudió joyería en la escuela «Le Arti Orafe» en Florencia, una de las ciudades italianas donde la cultura de la joyería es tradición. Desde 2007 vive en Barcelona donde tiene su taller/showroom y co-working; un lugar que le permite inspirarse, diseñar, imaginar y materializar todas las joyas que aparecen en su mente. 

Desde 2015  coordina y da clases de Diseño de Joyas en IED Istituto Europeo di Design de Barcelona, y desde su taller/showrrom, crea colecciones de joyas personalizas que vende desde su tienda online

Nos encanta su estilo; piezas con carácter, con mucha personalidad y sobre todo elegantes, de esas que te pones y se roban el protagonismo del look

Hoy conversamos con Valentina sobre su firma de joyería creativa y conocemos un poco más su proceso creativo. 

Valentina háblanos un poco de tu trabajo, ¿cómo comenzaste?

Hace años dejé mi trabajo de asistente de vestuario en la televisión italiana, estaba harta de aquel mundo y mi trabajo no era especialmente creativo. En aquel tiempo me dedicaba a hacer bisutería y, una vez dejado el trabajo me centré, sin pensarlo, en lo que era mi “hobby”. Aquello me gustaba, podía usar mi imaginación y ser, por fin, creativa. Siempre he tenido las manos inquietas. Decidí entonces que quería dedicarme a la creación de joyas, necesitaba profundizar, aprender más para que mi “pasatiempo” se convirtiera en un trabajo, mi trabajo. Con todo el miedo del mundo, a mis 26 años volví a estudiar y me apunté a un curso profesional de joyería en Florencia, Italia. Fue la decisión más acertada que podía tomar. Dicen que si haces lo que te gusta, no “trabajarás” ni un solo día y, en cierto modo, es verdad.

¿Cuáles son los materiales que utilizas? 

Trabajo principalmente en plata, raras veces con latón chapado en oro. Me gustan los baños de oro porque te permiten jugar con el color sin que el precio de la joya se dispare y los baños de rodio negro porque desde siempre el negro me fascina. Me encantan las piedras, tengo muchas pero casi nunca las uso en mis colecciones, todavía no ha surgido. En mi última colección The Joy Keeper utilicé laca termoplástica sobre plata.

¿Cómo es el proceso creativo?

La inspiración es la base de todo y puede llegar de cualquier cosa: una forma, una experiencia, un olor, un recuerdo. A partir de allí elaboro muchos datos en mi cabeza, le doy vueltas, hago esbozos pero la mayoría de las veces hago maquetas directamente en metal. Necesito ver la pieza en tres dimensiones, tocarla, estudiarla, modificarla para llegar donde quiero. Cuando estoy satisfecha de esta pieza sigo estudiándola para crear una colección entera.

¿En el mundo de la joyería, existen las tendencias o se pueden considerar atemporales?

Creo que todos los sectores de la moda se mueven según las tendencias y, en general, la joyería también. Se pueden seguir tendencias de color usando piedras o metales diferentes, de formas, minimal o maxi, de acabados, shiny o matte, etc…Aunque creo que, hablando de diseñadores independientes el asunto cambia. Sus diseños siempre serán atemporales porque, aunque sigan las tendencias, las piezas llevarán siempre algo más, un trocito de alma del diseñador mismo, una chispa que nunca se apagará.

Si pudieras elegir 3 piezas que más describan tu marca ¿cuáles serían?

Sin duda la primera pieza es la head-piece de la colección Ninfa. Se creó como statement piece y, aunque no esté a la venta, empezaron a pedirla justo por su diseño exclusivo. Existen solo tres piezas de esta: una la tengo yo, una la hice para una clienta muy especial y la otra la tiene nada meno que ¡Rossy De Palma!

Otra pieza muy descriptiva es el choker de la colección Tagliatella, tanto en la versión dorada como en plata. Es una pieza importante, grande y llamativa pero al mismo tiempo ligera y llevable. Según mi visión, tiene una dualidad perfecta: es sugerente y elegante con un diseño audaz y limpio.

Y finalmente diría cualquiera de los anillos de la colección The Joy Keeper, grandes o pequeños, por lo que representa la colección en si y por el significado de los colores, por lo “fashionista”, destacados y diferentes que son, también de las otras colecciones.

Has aparecido en diversos medios y colaborado con personajes, ¿cuál ha sido la colaboración que más te ha hecho ilusión?

Estoy muy agradecida a todas las personas que confían en mi trabajo y que quieren colaborar conmigo. Cada publicación es una alegría y un orgullo y ver como otras personas interpretan y dan otro significado a mis piezas es algo maravilloso pero si tengo que decir lo que me ha hecho más ilusión por supuesto es ver a Rossy De Palma llevando mis pendientes Extra de Ninfa en la Gala de entrega de los premios Platino y durante unas vacaciones en México. Todo esto me deja todavía sin aliento.

Tu taller está abierto como espacio de co-working y siempre está muy activo, ¿tienes algún plan próximamente?

El co-working me encanta y me ayuda a conocer otros diseñadores, nuestro trabajo puede ser muy solitario! Así que, queridos joyeros en busca de un espacio ¡estáis más que bienvenidos! Las actividades en este momento del año se paran para centrarnos en la Navidad. De hecho una novedad que acabo de introducir es la compra de tarjetas regalo en la web, algo perfecto para cualquier persona y para todos los bolsillos! 

Sigue a Valentina Falchi Jewellery en Instagram.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email
Share on tumblr
Share on whatsapp

mas visitados

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Instagram